La ciudad literaria de Julio Ortega

Que no termine esta canción.

Posted by jortega@brown.edu on February 14, 2006

Bajo la magnolia modernista
en el patio de hormigas trastornadas
por el perfume sin historia.
Porque se va como llegó
prometiendo una hora de su música
en la pérgola estival donde las abejas
acosan las jarras de limonada.
A pesar de saber que el olvido
nos consuela entre una llamada
y una nueva explicación.
Y, con todo, son voces encendidas
por el ardor de un mundo reciente,
cuando las jóvenes parejas van de la mano
hacia la mesa de mariscos.
Antes de la playa, después
de las borrascas pasajeras,
en la delgada tarde
salvada de la moda
por su pronta desaparición.
Canción del apenas.