La ciudad literaria de Julio Ortega

Son voces de alegría y de perdón.

Posted by jortega@brown.edu on February 14, 2006

Veces que se precipitan
con el día de la deuda mutua,
y no hay tregua sino esto,
esta transición.
La escena es novelesca,
y sólo cambian los énfasis:
el agua que sostiene
a estas flores de melodrama.
Luego
se escucha el trepidar
de una motocicleta, imprudente
y omnívora: la radio reitera
avisos de la tormenta.
El amante huye de los cielos nubosos,
vencido por la alegoría natural.
Luego se apagan las luces.
Sopla el viento taciturno
entre los toldos
del set.