La ciudad literaria de Julio Ortega

Uno no llama a dar la coartada de su nombre,

Posted by jortega@brown.edu on February 14, 2006

llama para estar aquí.
¿Qué iglesia darle a este ritual
de acordar la hora de la charla,
y divagar como si fuéramos los mismos
siendo, como somos, los otros?
Hacer la cuenta de lo que soy para ti,
inter-locu-toria-mente.
No se puede ir más allá sin escándalo:
definitivamente,
uno es del otro.
Nos iremos, como tantos,
heridos los dedos
en la arena porosa del mediodía,
siendo los últimos hablantes de esta lengua
en peligro de extinción.
Sin otro comentario
que el telón de lluvia caliente
sobre la piedra
del fin.